“Hay que discutir si estamos dispuestos a destruir un modelo de farmacia”

El presidente de la Federación Farmacéutica Argentina, Manuel Agotegaray, llegó para participar del Encuentro Recreativo Federal que es organizado junto al Colegio Farmacéutico de La Pampa.

Durante todo este fin de semana se realizará en Santa Rosa la 12º edición del Encuentro Recreativo Federal organizado por la Federación Farmacéutica Argentina (FaFeRa) y el Colegio Farmacéutico de La Pampa. Por eso motivo, estuvo en la capital pampeana el presidente de la entidad nacional, Manuel Agotegaray.

El dirigente destacó que con este evento buscan “el encuentro deportivo, recreativo y familiar entre los colegas del país”. “Sin olvidarse del día a día, pero buscando esparcimiento y lugar donde compartir”, resaltó durante una conferencia de prensa donde estuvo acompañado por el presidente del Colegio, Marcelo Fernández Cobo, y el vocal Miguel Osio.

Agotegaray destacó que en la política farmacéutica argentina hay cambios con respecto a los últimos 15 años. “Esos cambios en algunos casos pueden favorecer más o menos a la profesión, pero buscamos no perder el equilibrio entre los intereses de mercado y las necesidades de la población. Es el rol fundamental de los farmacéuticos hoy: ser la cobertura para que la población acceda a los medicamentos que se necesitan”, apuntó.

“Son oportunidades de tener una política muy proactiva, de que los farmacéuticos tenemos que ser los que realmente gestionamos la profesión y no dejar en manos del mercado que nos gestione el día a día y la profesión. La visión que ha tenido Fefara es que hay que aportar a la cadena del medicamento y al servicio farmacéutico un valor agregado, que se logra dándole formación a los colegas, capactiación y las herramientas para que puedan tener un contacto más directo con la población”, agregó.

El dirigente apuntó contra las cadenas de farmacias, advirtiendo que hay que discutir “si estamos dispuestos a destruir un modelo de farmacia con más de 80 años en la Argentina, con un acceso de medicamentos para la población que es de lo mejor, o replegarnos y apoyar a las cadenas que no sólo buscan la mayor utilidad de sus beneficios sino quedarse con todo el mercado”.

-¿Perdió terreno el farmacéutico con respecto a la industria?
-No vamos a negar el poder económico que existe detrás del mercado del medicamento, y la cantidad de recursos que la Argentina gasta en medicamentos. Competimos pero poniendo adelante el servicio que el farmacéutico le puede ofrecer a la población, que tiene un bombardeo mediático y de todo tipo por intereses comerciales. Ahí es donde el farmacéutico tiene que trabajar, basado en la información. Las instituciones farmacéuticas tenemos que estar a la altura de las circunstancias para poder enfrentar esa competencia desleal que son las grandes cadenas.

-¿Cómo es la relación hoy con PAMI?
-Tenemos contacto con las autoridades actuales. Está claro que el gasto que tenía en medicamentos, que era muchas veces financiado por los propios farmacéuticos, no tenía ningún sentido. Nosotros somos optimistas que recuperando el rol que el PAMI ha tenido históricamente, salvo los últimos años, va a tener un servicio adecuado. Hay casos puntuales, pero hay que verlos objetivamente con lo difícil que es dar el servicio para 5 millones de jubilados.

Temas en esta nota: