La fiscalía pidió absolver a Colado

Los fiscales solicitaron aplicar el beneficio de la duda luego de que uno de los testigos principales cambiara su versión de los hechos. Se descuenta que el fallo será favorable al presidente de la comisión de fomento de La Reforma.

Los fiscales Juan Bautista Méndez y Marcelo Amado solicitaron ayer la absolución del jefe comunal de La Reforma, Hugo Colado, acusado de desviar alimentos y forrajes destinados a la emergencia agropecuaria del año 2011, por aplicación del beneficio de la duda. Sucedió durante la segunda jornada del juicio en su contra desarrollado en la Ciudad Judicial.

En la audiencia de ayer declararon diez testigos en total, dos exfuncionarios del Ministerio de la Producción de la Provincia y los restantes, habitantes de la localidad del oeste provincial. Sobre el final se escucharon los alegatos de la defensa y acusación.

El Ministerio Público no logró sostener la acusación planteada al inicio del juicio por el delito de abuso de autoridad, peculado y negociación incompatible con el ejercicio de la función pública, luego de que uno de los testigos principales cambiara su testimonio con relación a lo indicado en la investigación preliminar. Finalmente desistió de solicitar una condena y requirió la absolución de Colado en base a la aplicación del principio del beneficio de la duda.

Mientras que la Defensa, a cargo de la abogada Vanesa Ranocchia, adhirió al pedido de absolución pero difirió con los fundamentos de la fiscalía al considerar que su patrocinado, quien gobierna en La Reforma desde 1999, no cometió ningún delito.

Testimonios

Entre los testigos que declararon ayer se encontraban Pedro Goyeneche y Fernanda González, quienes en la época de los hechos denunciados ocupaban los cargos de subsecretario de Asuntos Agrarios y directora de Extensión Agropecuaria, respectivamente, del Ministerio de la Producción.

Fuentes vinculadas con la causa indicaron a El Diario que ambos ofrecieron “un testimonio general. Ellos relataron cómo había sido declarada la emergencia agropecuaria y que se había enviado ayuda a todas las comunas afectadas por el desastre, consistente en la entrega de alimento balanceado y fardos”.

“Ellos mencionaron cómo se hacía el reparto. El mismo se realizaba mediante planillas que elaboraban los propios intendentes. No aportaron mucho más que eso”, agregaron.

“Las planillas correspondientes a La Reforma estaban a la vista porque fueron ofrecidas como prueba documental del juicio. En la confección de las mismas no se observaron irregularidades y se ajustaron al procedimiento”, indicaron las mismas fuentes.

Posteriormente declararon varios pobladores de la zona, quienes no aportaron mayores elementos al proceso.

Cambio

El testimonio más esperado por la fiscalía era el de un empleado municipal identificado como Antonio Salinas, quien tenía a su cargo la conducción del tractor que distribuía agua para paliar los efectos de la sequía.

El mismo fue descripto como “un testigo fundamental” para la acusación. Durante la investigación previa, Salinas había dicho que al único predio que había hecho viajes con agua era al del propio Hugo Colado. Sin embargo, el hombre dio un giro en la declaración de ayer al sostener que en realidad hizo viajes con agua para varios productores de la zona.

“Hubo un quiebre en la causa el día de hoy (por ayer). Ayer (por el lunes) las pruebas que se habían producido eran importantes, pero hoy hubo un quiebre porque Salinas no ratificó lo que dijo en la investigación”, comentaron conocedores de la causa a El Diario.

Ante este escenario, los fiscales plantearon durante su alegato la imposibilidad de reconstruir los hechos denunciados, por lo que decidieron no mantener la acusación efectuada en su momento por el fiscal Alejandro Massot, y pidieron la absolución de Colado por el beneficio de la duda.

Seguidamente, la abogada Vanesa Ranocchia se plegó al pedido de absolución, al considerar que su cliente no cometió ninguno de los delitos imputados. La letrada aseguró que detrás del juicio hay intencionalidades políticas. La sentencia se conocerá el próximo 19 de septiembre. Sin embargo, la decisión de la fiscalía de no solicitar pena para el exjefe comunal de La Reforma ata de manos al juez Gastón Boulenaz, quien no puede avanzar en una condena sin una acusación por parte del Ministerio Público. Por lo que se descuenta que el fallo será favorable a Colado.

La denuncia

La investigación fue iniciada en 2011 a raíz de unas declaraciones periodísticas del productor Martín Fernando Juárez, que en ese momento era candidato a primer vocal por el FrePam. La Oficina Única del Ministerio Público Fiscal de 25 de Mayo inició una causa de oficio contra Colado. En ese entonces estaba a cargo del fiscal Rafael Alejandro Masó Mendiburu.

Los hechos que se le adjudicaron al presidente de la comisión de fomento consisten en que, aprovechándose de su condición de funcionario público, habría utilizado en su beneficio alimentos balanceados y rollos de fardo. La ayuda había sido mandada por el Ministerio de la Producción, en ese momento a cargo de Abelardo Ferrán, para afrontar la fuerte sequía que azotó la región. La asistencia se produjo en el marco de la emergencia agropecuaria que había sido oportunamente declarada en La Pampa.

Según el productor, Hugo Colado destinó la ayuda para atender los animales vacunos de su propiedad, los cuales se encontraban en el feedlot que la comisión de fomento posee en cercanías del acceso a La Reforma, y que fue creado justamente para engordar los vacunos. También denunció que se hacía llevar agua a un campo que alquilaba en el lote 17, a un kilómetro de la localidad, con un tractor del municipio.

 

Temas en esta nota: