Cuatro violentos condenados

General Pico (Agencia) - En los Tribunales de Pico se dictaron ayer cuatro sentencias, que resultaron tres condenas y la declaración de responsabilidad penal para un menor de edad. Los sentenciados fueron hombres violentos, tres de ellos golpeadores de mujeres, mientras que el restante es un adolescente de 16 años que golpeó y amenazó con un arma de fuego a un chico y a su madre.

Las sentencias leídas ayer por la Justicia local es un fiel reflejo del avance de la violencia machista, que a diario engrosa el número de legajos investigados, donde abundan las amenazas, lesiones y abusos sexuales. Otro de los datos que es alarmante sobre las condenas dictadas ayer es que tres de los cuatro hombres no superan los 21 años de edad.

La primera de las condenas fue de seis meses de prisión en suspenso, para un hombre de 55 años que golpeó con un hierro la cabeza de su hija. También le impusieron restricción de acercamiento con la víctima.

El juez de Control Heber Pregno dictó la sentencia en el marco de un juicio abreviado acordado por Fiscalía y Defensa, con el consentimiento de la menor damnificada y su madre.

El hecho ocurrió el 25 de agosto de 2016, cuando el imputado se encontraba en su domicilio junto a su familia y, previo a una discusión con su hija de 16 años, la golpeó con un hierro en la cabeza, produciéndole una lesión que fue constatada con un certificado médico.

Joven

La segunda sentencia estuvo a cargo del juez de Audiencia, Marcelo Pagano, quien dictó una condena de seis meses de prisión en suspenso contra un joven de 21 años de edad, autor de los delitos de “daño simple, violación de domicilio y lesiones leves calificadas por haber sido cometidas contra la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja”. También le establecieron prohibición de acercamiento y tratamiento psicológico.

La sentencia llegó luego de un juicio oral que se realizó los días 4 y 7 de junio pasados, con la intervención de la fiscala Ana Laura Ruffini y el defensor oficial Walter Vaccaro.

El hecho tuvo lugar el 9 de abril de 2017, cuando el imputado se hizo presente en el domicilio de su expareja, con quien tiene un hijo en común. Al llegar golpeó una de las ventanas y rompió uno de los vidrios, para luego emprender a golpes la puerta hasta abrirla de una patada. Una vez en el interior, le dio un golpe de puño en la boca a su expareja y la tomó del cuello.

Lesiones y robo

La tercera condena la dictó la jueza de Control María Jimena Cardoso contra un joven de 20 años al que encontró culpable de “lesiones leves” y “robo simple” en perjuicio de su expareja. En este caso, la sentencia estableció seis meses de prisión en suspenso, pero se le unificó con una condena anterior por lo que concluyó en una pena única de 10 meses de prisión efectiva para el imputado.

El caso también llegó a una condena luego de un acuerdo de partes entre el fiscal Luciano Rebecchi y el defensor oficial Alejandro Caram, con el consentimiento de la víctima.

Con las pruebas incorporadas al legajo, quedó demostrado que el 15 de abril de este año el imputado se presentó en el domicilio de su expareja, donde la agredió físicamente y le provocó lesiones de carácter leves. En el contexto de la agresión, el joven también le robó el teléfono celular a la damnificada.

Golpes y un arma

En el último legajo, el juez de Audiencia Florentino Rubio le declaró la responsabilidad penal a un joven, que en el momento del hecho contaba con 16 años, como autor material del delito de amenazas agravadas. El fallo fue dictado a raíz de un acuerdo de juicio abreviado solicitado por la fiscala Ivana Hernández, el defensor oficial Alejandro Caram y el propio imputado, quien admitió la culpabilidad de los hechos.

El hecho ocurrió en la madrugada del 29 de diciembre de 2016, cuando el imputado y un acompañante interceptaron a otro joven. El acompañante del imputado lo agredió físicamente con varios golpes de puño provocándole una “hematoma en la región infraocular derecha”. Ante la agresión, el damnificado escapó y los agresores lo siguieron en una moto.

La madre del muchacho golpeado salió en su auxilio y el imputado amenazó a los dos advirtiéndoles “te vamos a matar y a vos también”. Luego descendió de la moto con un arma de fuego en la mano, que la apuntó y apoyó en la cabeza de la madre del damnificado, mientras insistía con las amenazas de muerte.

Temas en esta nota: