Condenan a un piquense por “tenencia de explosivos”

La acusación estuvo a cargo de la fiscala Ivana Hernández. El hombre transportaba junto a un hermano una bomba molotov en su automóvil, con la que amenazó a otras personas.

General Pico (Agencia) - El juez de Audiencia Florentino Rubio condenó ayer a un piquense por el delito de “tenencia de explosivos”, luego de que fuera detenido junto a su hermano cuando transportaba una bomba incendiaria o “cóctel molotov” en su automóvil, con la que previamente amenazó a otras personas. El magistrado solo impuso una pena de prisión en suspenso, más la obligación de cumplir con determinadas reglas de conducta, que de no respetarlas significarían su detención.

El juez Rubio condenó ayer al mediodía a Pedro Nicolás Echavarría, en una audiencia realizada en los Tribunales de esta ciudad. El magistrado lo consideró “autor material y penalmente responsable del delito de tenencia simple de explosivos”. Le impuso una pena de tres años de prisión en suspenso, la cual fue unificada con otra impuesta el 1 de agosto de 2017 por el juez de Control Heber Pregno (H). De esta forma se compuso la pena única de tres años de prisión de cumplimiento condicional.

Por otro lado, el juez le impuso al imputado varias reglas de conducta a cumplir durante el lapso de dos años. El funcionario le ordenó “fijar domicilio y no ausentarse del mismo o modificarlo sin dar aviso previamente al Juez de Ejecución Penal y al Fiscal; prohibición de usar estupefacientes y de abusar de bebidas alcohólicas; realizar un tratamiento psicológico, previo informe que acredite su necesidad y eficacia ; prohibición de comunicarse por cualquier medio y de acercarse a la víctima de la primera condena y a los lugares que habitualmente concurra y abstenerse de acercarse a menos de 100 metros de las víctimas del actual hecho -dos personas que habían sido amenazadas por el imputado- y de mantener comunicación por cualquier medio con ellos”.

Juicio

El juicio oral y público contra Echavarría se realizó el pasado lunes 4 de junio. La audiencia fue coordinada por el doctor Florentino Rubio, mientras que la doctora Ivana Hernández representó al Ministerio Público Fiscal y el defensor particular Abel Tanus Mafud tuteló al acusado.

Las pruebas ofrecidas en el debate permitieron probar que el 27 de mayo de 2017 Echevarría fue interceptado por la Policía en calles 31 y 18, en el barrio Este de General Pico, cuando se movilizaba en un automóvil junto a su hermano. Cuando fueron requisados, los pesquisas descubrieron que dentro del rodado llevaban una “bomba molotov”.

Temas en esta nota: