Formalizan a un conductor por “homicidio culposo”

General Pico (Agencia) - Se llevó a cabo ayer en los Tribunales de Pico la audiencia de formalización de investigación contra el conductor de una camioneta, que a fines del año pasado protagonizó un vuelco sobre la Ruta Provincial 102 donde falleció uno de los ocupantes. La persona imputada, que conducía alcoholizada, ya contaba con una condena previa por causar lesiones en un siniestro que ocasionó en una moto.

El fiscal de Delitos Culposos, Ariel Cecotti, solicitó ayer la audiencia de formalización contra Cristian Rigal (33), el conductor del rodado que contó con la asistencia del defensor oficial, Alejandro Caram. El juez de Control Heber Pregno presidió dicha audiencia.

Rigal prestó declaración indagatoria el pasado 13 de abril en sede de Fiscalía y ayer se le notificó el inicio formal de la investigación en su contra.

El hecho tuvo lugar el pasado lunes 25 de diciembre de 2017, cuando Rigal conducía una camioneta Chevrolet S10 por la Ruta Provincial 102, desde la ciudad de General Pico rumbo a Metileo. En el rodado viajaban como acompañantes Nazareno Glatigny (32) y Mario Ordóñez (34), quien perdió la vida producto de las heridas sufridas en el siniestro.

Por razones que ahora la investigación tratará de establecer, entre los kilómetros 7 y 8 de la ruta 102 Rigal perdió el control del rodado y volcó sobre la banquina sur de dicha ruta, provocándole gravísimas lesiones y el posterior fallecimiento de Mario Ordóñez.

El médico forense Rubén Bocchio intervino en la autopsia y determinó que el joven de 34 años perdió la vida por los “politraumatismos severos” sufridos en el vuelco.

Según destacó el fiscal Cecotti durante la formalización, Rigal conducía la Chevrolet S10 alcoholizado. Las pruebas de rigor en estos casos establecieron 0,94 gramos/1000 de alcohol en sangre, dato que podría convertirse en un agravante ante una eventual condena del imputado.

El titular del MPF solicitó que el legajo se investigue bajo la calificación provisoria de “homicidio culposo, agravado por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un vehículo automotor”.
Durante la misma audiencia, el fiscal Cecotti recordó que Cristian Rigal ya había cumplido con una condena anterior por lesiones, causadas a una tercera persona cuando conducía una motocicleta.

Temas en esta nota: