Fuerte preocupación en industriales pampeanos por el tarifazo eléctrico

Lanzaron una encuesta y analizan realizar un planteo formal. Desde UNILPA pusieron como ejemplo el caso de Misiones, donde -por una decisión de la Provincia- se logró una reducción del 15% en las tarifas vigentes y la devolución de dicho porcentaje de lo facturado en diciembre y enero.

Como consecuencia de la fuerte preocupación que existe por el impacto de los últimos incrementos de la energía eléctrica en la producción y en el comercio minorista, la Unión Industrial de La Pampa inició una encuesta entre sus asociados: “No descartamos realizar un planteo, no descartamos nada... Incluso tenemos en marcha un estudio de la tarifa”, dijo en diálogo con El Diario el vicepresidente de la Regional La Pampa y Patagonia Norte de CAME y miembro de UNILPA, Roberto Torres.

El disparador de la iniciativa, más allá de la preocupación preliminar, fue la decisión que tomó la Provincia de Misiones de ordenar a la prestadora de electricidad local que se retrotraiga el aumento aplicado en el Valor Agregado de Distribución (VAD) a partir de la factura de diciembre.

Esto se traducirá en una reducción de alrededor del 15% en las tarifas vigentes para la electricidad y en la devolución de dicho porcentaje de lo facturado en diciembre y enero, que se ejecutará en cuatro cuotas a partir del mes próximo.

La novedad la dio a conocer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa a través de un comunicado de prensa que repartió por todo el país bajo el título “Misiones: ejemplo a seguir por la reducción de las tarifas eléctricas”.

“El martes pasado tuvimos una reunión del Distrito Centro de UNILPA donde estuvimos analizando todo este tema. Ya tenemos en marcha un estudio para analizar la composición de la tarifa porque justamente en lo que es el VAD (Valor Agregado de Distribución) hay una enorme cantidad de impuestos que merecen ser analizados”, dijo Torres.

- ¿Cuál es el objetivo una vez que tengan ese estudio? ¿Hacer algún planteo a APE, o a quién?

- No descartamos realizar un planteo, no descartamos nada... Como ya dije anteriormente, incluso tenemos en marcha un estudio de la tarifa porque queremos conocer las causas y las consecuencias de todos impuestos que la componen. Te puedo dar como ejemplo la boleta de mi casa o la de mi negocio particular (la Heladería Robert’s), donde el mes pasado pagué 33.000 pesos de luz. Nosotros en CAME por ejemplo estamos en contacto a través de un WhatsApp y vemos que en todas las provincias existe esta preocupación, no solo por la tarifa eléctrica sino también por los aumentos en la tarifa de gas.

- ¿Han tenido algún planteo puntual de algún asociado en UNILPA?

- No, porque el tema ya es una preocupación real de todos. Además de mandar a hacer este estudio, en UNILPA también estamos lanzando una encuesta para conocer el impacto real que tiene la tarifa en cada comercio, para tener otro punto de vista a la hora de realizar algún planteo.

- Consideran que Misiones es un ejemplo a seguir...

- Por supuesto. Es un claro ejemplo a seguir... Es una punta que tenemos para seguir a los efectos de evitar que se sigan incrementado los costos. La verdad es que hasta ahora no sabemos cómo estamos en La Pampa en relación a otras provincias comparando los costos de la energía, pero sí sabemos que todos estamos sintiendo los efectos de todos estos tarifazos.

El caso de Misiones

“Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa destacamos a la provincia de Misiones como ejemplo a imitar en la decisión de ordenar a la prestadora de electricidad local que se retrotraiga el aumento aplicado en el Valor Agregado de Distribución (VAD) a partir de la factura de diciembre. Esto se traducirá en una reducción de alrededor del 15% en las tarifas vigentes para la electricidad y en la devolución de dicho porcentaje de lo facturado en diciembre y enero, que se ejecutará en cuatro cuotas a partir del mes próximo”, indicó el documento dado a conocer por CAME.

“Cabe destacar que la tarifa eléctrica que paga el usuario final se compone de tres ítems: precio de la energía al por mayor (que lo establece el Gobierno Nacional), Valor Agregado de Distribución (VAD) y los impuestos. El único de esos tres componentes de la tarifa eléctrica que se define y puede modificarse en las provincias es el VAD, que contempla los costos de transformación, distribución de la energía, mantenimiento de las líneas y administración de la empresa prestadora”, agregó.

Y apuntó: “El esfuerzo económico que afrontará el Estado provincial se adoptó priorizando el aspecto social con la intención de reducir al mínimo posible el alto impacto que genera el último incremento tarifario en los usuarios, sobre todo en las PyMEs, a las que les afecta de lleno sobre los costos de producción y muchas veces hace inviables a las actividades. El sector industrial y el agropecuario puntualmente son los más perjudicados ya que por lo general requieren un consumo intensivo del recurso energético. En muchos casos el achicamiento de la rentabilidad por estas subas lleva a desestimar inversiones productivas para apenas poder afrontar el pago de salarios”.

“Es por ello que desde CAME instamos a que el resto de las provincias siga el ejemplo de Misiones para proteger las fuentes de trabajo, la producción y la liquidez de las pequeñas y medianas empresas, principales generadoras de empleo y de valor agregado de la economía nacional”, finalizó.

Temas en esta nota: