Nepotismo: se fueron solo 12 familiares

Mauricio Macri realizó el anuncio con bombos y platillos: los familiares de los ministros que estuvieran en la función pública deberían dejar sus cargos. Lo hizo en el marco del escándalo por el despido y los insultos del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, a su empleada. Para ello dictó un decreto de necesidad y urgencia. Pero fue más marketing PRO que otra cosa, resume el diario Página/12: pasaron los días y solo se fueron unos pocos.

El decreto 93/2018 que Macri firmó al regreso de su gira por Europa sólo se aplica a familiares directos de los ministros del gabinete nacional. Sin embargo, hay otros familiares de funcionarios que por no tener ese grado de parentesco podrán seguir en funciones. Lo mismo pasa con los parientes que están en organismos descentralizados, a quienes la disposición de Macri no alcanza.

Los familiares afectados por el decreto presidencial son doce, según un relevamiento de La Nación. Entre los que se van del Gobierno están el padre y el hermano del jefe de Gabinete Marcos Peña. Félix Peña era asesor ad honorem del Consejo de la Producción. Andrés Peña revistaba como subsecretario de Desarrollo Institucional Productivo de la secretaría de Industria. En la Rosada dejará su cargo, bajo la órbita de Peña en la Jefatura, Elena Bordeu, media hermana de Fernando de Andreis, el secretario general de la Presidencia. Rogelio Frigerio verá salir a su padre y su esposa. Octavio Frigerio, progenitor del ministro del Interior, se desempeñó este tiempo en el directorio de YPF, mientras que Victoria Costoya fue directora de Financiamiento Internacional y Cooperación Internacional del ministerio de Desarrollo Social.

En Turismo, el ministro Gustavo Santos debió prescindir de su hijo Matías, al que había sido designado como su Jefe de Gabinete. En Arsat estaba Rodrigo de Loredo, yerno del titular de Defensa, Oscar Aguad. De Enacom sale como delegado Juan Diego Etchvehere, hermano de Luis, el ministro de Agroindustria. A su vez, Juan Pablo Alvarez Echagüe abandona su cargo al frente del Instituto Argentino del Transporte. Allí lo había colocado su cuñado, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Y Francisco Langieri, hijo de Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad, se va del Ministerio de Modernización. Todos se suman a los tres familiares de Triaca. Su hermana Mariana renunció al directorio del Banco Nación. Su otra hermana, Lorena, hizo lo propio como directora de Asuntos Externos de la Agencia Nacional de Inversiones; y la esposa de Triaca, María Cecilia Loccisano, dejó su puesto como coordinadora de Financiamiento Internacional del Ministerio de Salud.

Temas en esta nota: