Utedyc firmó la primera paritaria privada de 2018, con aumentos de hasta 19%

 

El alza salarial será en dos tramos y con una revisión en noviembre, según la evolución de la inflación. El sindicato nuclea, entre otros, a trabajadores de las entidades deportivas y civiles.

Pese a las pretensiones del Gobierno de limitar los incrementos salariales de 2018 en una pauta de entre el 12% y el 16%, la primera negociación paritaria del sector privado ya definida logró sortear ese corset.

Los trabajadores de entidades deportivas, clubes de campo y entidades mutualistas, agrupados en el sindicato de Utedyc, recibirán el próximo año una suba salarial de hasta el 19% en dos tramos y con una revisión en noviembre según la evolución de la inflación.

Ese esquema de recomposición salarial está contenido en los tres convenios que representantes de Utedyc suscribieron con las respectivas cámaras empresarias de la actividad la semana pasada.

El primer entendimiento, que involucra al personal de entidades deportivas y civiles, fijó un incremento remunerativo del 18% sobre los sueldos básicos de convenio a diciembre de 2017, que se aplicará en dos tramos: un 10% desde enero y un 8% adicional desde el 1º de agosto.

A su vez, el convenio 581, referido a los trabajadores de clubes de campo y countries, estableció un aumento de 18% también en dos cuotas, un 9% desde febrero y el 9% restante a partir de julio, ambos calculados sobre los básicos vigentes de diciembre de este año.

Finalmente, el tercer acuerdo, que beneficia al personal de entidades mutualistas bajo convenio 496, determinó una recomposición del 19%, que se aplicará en forma escalonada un 10% a partir del 1º de enero y el 9% restante con los salarios de julio.

En los tres convenios se incorporó una especie de cláusula gatillo indirecta, por la cual en noviembre de este año las partes volverán a sentarse a negociar una eventual mejora adicional si la suba acordada es superada por la evolución de la inflación, tal como ocurrió este año en la mayoría de los acuerdos paritarios.

Con los aumentos sellados en el sector, el salario más bajo de la actividad pasará de los actuales $ 16.846 a $ 20.047 una vez completada la suba, en tanto que el sueldo más alto se elevará de $ 25.947 a $ 30.877.

El convenio de Utedyc constituye el primer cierre paritario del sector privado para 2018. Se ubica tanto por encima del 12% de la pauta salarial que deslizaron desde el Banco Central, en línea con una proyección inflacionaria de entre el 8% y el 12%, como de la suba imaginada por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, que imaginó una mejora del orden del 16,6%.

También duplica la rechazada oferta de un incremento de 9% que las entidades bancarias presentaron la semana pasada al gremio de Sergio Palazzo, otra de las paritarias que está en marcha.

Un panorama bastante diferente al que se observa hasta ahora en las negociaciones del sector público, donde la única paritaria definida la constituye el acuerdo de la semana pasada entre el gobierno de Córdoba y los gremios estatales provinciales, que fijo un incremento de 11% en dos tramos hasta septiembre y la incorporación de una cláusula gatillo automática por inflación.

En la Casa Rosada se entusiasman con la idea de imponer el modelo cordobés al resto de las negociaciones, tal como ocurrió en 2016 con el convenio firmado entre la gobernadora María Eugenia Vidal y los sindicatos que agrupan a los trabajadores públicos bonaerenses.

Temas en esta nota: