“Mendoza tiene que cambiar su política”

Aldo Guarino Arias, un abogado y especialista en derecho del agua que ha defendido la posición mendocina.

En el marco por el conflicto del río Atuel, Guarino Arias admitió que tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia a la provincia cuyana no le queda otra que "cambiar su política".

El profesional dijo que el fallo es “positivo para las dos provincias”, porque “si realmente se cumple lo que la Corte ha exhortado, que no ha ordenado sino que exhorta, que es una manera particular de decir “hagan algo”. Es ponerse de acuerdo en las dos cosas prioritarias, el flujo dentro de los 30 días y el proyecto de obra dentro de 120 días”.

“El gobierno de Mendoza -evaluó- tiene que cambiar su política para compenetrarse con el problema de La Pampa. ¿Cuál es ese cambio de política? Reaccionar inmediatamente e invitar a las autoridades de la Provincia de La Pampa, con miembros de la Corte que tienen que actuar como veedores del progreso de las negociaciones, más algún representante de la Nación que es parte obligada en los acuerdos, en las obras, gastos y demás-, pero que sea ya, ahora, de inmediato”, dijo.

Guarino Arias es de San Rafael, Mendoza. Es un jurista destacado, acusado por la Fundación Chadileuvú de haber sostenido técnicamente una postura “engañosa”.

De todos modos, ahora, el abogado repitió algunas de las teorías que sostiene Mendoza y que pretendió hacer pesar en la decisión de la Corte. Guarino Arias insistió en que “la primera impresión que tengo es que si La Pampa cumple con lo que pide la Corte, y Mendoza cumple con lo que pide la Corte, le puedo asegurar que todos van a ganar”.

A su criterio, “gana La Pampa, gana Mendoza, gana la Nación. Y terminamos con un conflicto, yo creo que esto es la oportunidad precisa para llegar a un arreglo, a un entendimiento”, insistió en declaraciones radiales.

Aun con el fallo de la Corte que le da la razón a La Pampa, en Mendoza las posiciones más duras en defensa de la posición de la provincia cuyana siguen vigentes.

Rubén Piastrellini, presidente de la Cámara de Comercio de San Rafael, consideró que la decisión del máximo organismo judicial era en realidad “un empate”. “Mendoza siempre buscó la conciliación”, consideró. Y aseveró que el río Atuel “es un recurso escaso, que no lo manejan los hombres, solo lo maneja Dios”.

“Nos sorprende lo rápido que se expidió la Corte, debido a la audiencia de conciliación que había sido a mitad de año y que ya se haya expedido fue algo que sorprendió”, admitió.

Explicó que analizarán el fallo completo: “De las versiones periodísticas hemos hecho un análisis rápido del tema. Entendemos que está un poco en línea con lo que venía proponiendo Mendoza para la solución definitiva del conflicto con La Pampa”.

Sobre el pedido de un caudal mínimo que exige La Pampa, opinó que es “pedir algo que no existe. No existe en el río y no existe en la Cordillera por la crisis hídrica. Es un río de montaña que tiene años mejores y años peores en que viene muy poca agua, entonces pedir una correntía permanente es una cosa un poco imposible porque no existe en la naturaleza”.

Respecto de las obras, apuntó que es “la solución para terminar con este conflicto con La Pampa, eterno, de los recursos del río. De acá se está promoviendo el trasvase del Grande al Atuel y creemos que eso puede llegar a ser una solución permanente, como pueden haber algunas otras alternativas que se habían analizado como un reservorio para que ustedes sí administren el agua una vez que sale de la provincia e ingresa a La Pampa”.

“Creo que la Corte está diciendo “júntense, vean a ver cuál es la forma” y que las obras tienen que ser compartidas entre ambas provincias y la Nación, eso es lo que entendemos. Es una posición conciliatoria que creo que es la que ha tenido siempre Mendoza”, completó.

Temas en esta nota: