Remiten al Poder Judicial la causa que involucra a Moro

El denunciante Esteban Wood recordó que “poco antes de asumir, Mauricio Macri dijo que estaba dispuesto a rajar a todo funcionario que traicione la confianza de la gente. Es repudiable que en tiempos de emergencia en adicciones, el dinero que debiera destinarse a recuperar a los jóvenes se esté desviando”.

La denuncia contra el responsable de la SEDRONAR a nivel nacional, el pampeano Roberto Moro, fue remitida en su totalidad al Poder Judicial, según la determinación que tomó la Oficina Anticorrupción a cargo de Laura Alonso.

La funcionaria dictaminó que no le corresponde intervenir a su organismo, sino que se trata de una cuestión que debe ventilarse en los tribunales.

La denuncia la hizo Esteban Wood, quien estuvo vinculado al organismo y mantuvo con Moro un enfrentamiento público. Aludió a “un posible peculado” por parte del titular de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas. “Se insinúa la presunta comisión de actos incompatibles con el ejercicio de la función pública”, aseveró.

Laura Alonso determinó que “del relato de los hechos surge que no resultan suficientes para formar actuaciones que habiliten su investigación en esta sede”.

“Atentos a encontrarnos imposibilitados para intervenir en las situaciones que se denuncian cabe indicar que existe un organismo con la competencia específica para abocarse a la investigación y este es la Justicia Nacional en lo Criminal Correccional Federal”, apunta la funcionaria.

“En tal sentido -dijo- corresponde poner en conocimiento a la Excelentísima Cámara Nacional de Apelaciones del fuero” a fin de que proceda a sortear el juzgado que corresponda intervenir. Y determinó remitir “la totalidad de las actuaciones” al Poder Judicial.

Wood, ante la decisión, recordó que “poco antes de asumir, Mauricio Macri dijo que estaba dispuesto a rajar a todo funcionario que traicione la confianza de la gente. Es absolutamente repudiable que en tiempos de emergencia en adicciones, el dinero que proviene del bolsillo de los contribuyentes y que debiera destinarse a recuperar a los jóvenes de la droga, se esté desviando para ser usado en circunstancias ajenas a la función pública”.

“Por eso hoy -insistió el denunciante- le pido al señor presidente que sea coherente con su prédica anti-corrupción, y con lo que dijo al inicio de su gestión acerca de apartar a los funcionarios de su cargo mientras la Justicia actúa. La veracidad de esta denuncia, respaldada con pruebas concretas, es irrefutable: Moro no puede seguir al frente de la SEDRONAR”.

Wood apuntó: “Es realmente significativo que la Oficina Anticorrupción avance contra un funcionario de su propio gobierno. ¿Le soltaron la mano? Cabe preguntarse también qué decisión adoptará el presidente Mauricio Macri, teniendo en cuenta el antecedente de (Juan José) Gómez Centurión. Porque en este caso es aún más grave: existe una denuncia formal contra Moro por corrupción en el fuero penal”.

El denunciante también difundió que según se desprende de la denuncia, a Moro podría caberle el tipo penal de peculado, que se trata de una forma agravada de la Malversación de Caudales Públicos. Se encuentra prevista en el artículo 261 del Código Penal y allí se reprime al “funcionario público que sustrajere caudales o efectos cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada por razón de su cargo”.

Agrega: “Será reprimido con la misma pena el funcionario que empleare en provecho propio o de un tercero, trabajos o servicios pagados por una administración pública”. La figura implica desviar el destino de los caudales o efectos que administrare, pero esta vez en provecho propio.

La denuncia señala la tramitación de pasajes a nombre de una mujer para participar de una “actividad oficial” aunque “dicha actividad nunca existió en agenda”.

Mediante un correo electrónico del 26 de enero de 2016 -se adjunta en la denuncia- la empresa OPTAR S.A. notificó de la reserva de pasaje en vuelo AR 2600 Buenos Aires-Santa Rosa a nombre de esa mujer, según lo solicitado expresamente.

Ese mismo procedimiento de emisión de pasajes se habría repetido para una nueva “actividad oficial” (fecha en la cual Moro regresó de un viaje oficial a Viena) al miércoles 23 de marzo (fecha en la cual Moro partió a Córdoba con motivo de Semana Santa). La actividad “nunca existió en agenda”, insiste la presentación.

Añade que mediante un correo electrónico del 4 de abril del 2016 -se adjunta-, la misma firma notificó de la reserva de pasaje en vuelo AR 2606 Santa Rosa-Buenos Aires a nombre de la misma mujer. “El mismo pasaje habría sido luego anulado por cuestiones de índole familiar/personal de Roberto Moro”, indica el pedido de investigación.

En todos los casos, “como así también otras situaciones de las cuales tuve conocimiento (más no poseo documentación validante) -dice Wood- “el costo de los pasajes fue imputado a la SEDRONAR, lo cual a priori constituiría un fraude al Estado”.
Aclara que “todo lo antedicho no representa acusación ni imputación formal alguna, sino que expresa mi irrenunciable vocación de colaborar con usted y con su equipo en la compleja tarea de luchar contra la corrupción en la Administración Pública, y contribuir a la transparencia en los actos de gobierno”.

Temas en esta nota: