"No renunciaré", afirmó Temer

El presidente de Brasil, Michel Temer, implicado en una denuncia de avalar el pago de coimas a un aliado político.

"Mi gobierno vivió en esta semana su mejor y su peor momento", dijo, en relación a los buenos datos económicos difundidos días atrás y el escándalo surgido por la difusión de una grabación de un supuesto pedido de coimas de grabación realizada por el dueño del gigante frigorífico JBS Joesley Batista.

"No renunciaré", afirmó, en relación a la acusación que lanzó el empresario en su delación, de que el jefe del PSDB le pidió explícitamente una coima de 20 millones de dólares.

"La grabación fue realizada de manera ilícita", dijo el ex mandatario. "No podemos tirar a la basura toda lo que se ha hecho por este país", afirmó.

"No compré el silencio de nadie. No lo preciso. No tengo nada que esconder", aseguró.

Se fueron
dos ministros

Tras las denuncias de que avaló millonarios sobornos para comprar el silencio de eventuales delatores a la operación anticorrupción Lava Jato, dos ministros del Gabinete nacional eligieron otro camino.

El PSDB, afectado como nunca con su líder Aecio Neves en el centro de la corrupción y sus inmuebles allanados, decidió retirar el apoyo a Temer, algo que se comprobó con la renuncia del ministro de las Ciudades, Bruno Araújo.

Tras escuchar las palabras de este jueves del actual presidente de Brasil, el ministro de Cultura, Roberto Freire, presentó su renuncia y fue el segundo en abandonar el barco.

Juicio Político

Dos diputados realizaron una solicitud de “impeachment” contra el presidente Michel Temer tras su conexión a un caso de corrupción. Un tercer pedido, colectivo, será presentado este jueves. Además, suspendieron al senador Aécio Neves y pidieron su detención. Ola de protestas en todo el país.

Tras la denuncia de un empresario brasileño contra el presidente Michel Temer por un caso de corrupción, el diputado del Partido de los Trabajadores (PT), Alessandro Molón, y João Henrique Caldas, del Partido Socialista Brasilero (PSB) presentaron este miércoles un pedido de juicio político contra el presidente de Brasil, Michel Temer. Un tercer pedido, colectivo, será presentado este jueves.

La petición tiene lugar luego de las declaraciones de Joesley Batista, dueño del grupo de frigoríficos JBS, quien señaló que Temer fue grabado avalando la compra del silencio de Eduardo Cunha, ex jefe de la cámara de Diputados, en prisión por participar en el escándalo de corrupción de Petrobras. La información fue divulgada este miércoles por el diario O´Globo.

Tras la presentación de Molón, ahora el pedido de "impeachment" debe ser aprobado por el actual presidente de la cámara de Diputados, Rodrigo Maia.

En su declaración, Batista manifestó que el mandatario señaló al diputado Rodrigo Rocha Loures, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMBD), liderado por el jefe de Estado, para resolver un asunto del holding J&F Investimentos, que controla JBS.

brasil

Posteriormente, según O´Globo, el diputado fue filmado recibiendo una maleta con 500.000 reales (unos USD 160.000) enviados por Batista.

En ese encuentro, Temer también escuchó del empresario que daba a Cunha, quien fue el principal promotor del juicio político que llevó a la destitución de Dilma Rousseff y está condenado a más de 15 años de prisión por corrupción, un pago mensual en la cárcel para que permaneciera callado.

Temer asumió el poder el año pasado en lugar de la destituida en juicio político Dilma Rousseff.

Neves

El procurador general de la República, Rodrigo Janot, pidió la prisión de Aécio Neves. Minutos antes de esta solicitud, el Tribunal Supremo de Brasil ordenó apartar de su cargo al senador, señalado de haber pedido al menos USD 630 mil en sobornos al frigorífico JBS, empresa que negocia la delación premiada.

También fue apartado, a pedido de la Procuraduría General de la República, el diputado Rocha Loures (PMDB-PR), uno de los dos asesores más cercanos del presidente Michel Temer. Loures habría recibido un soborno de unos 200 mil dólares.

Además, detuvieron a Andréa Neves, la hermana del senador y excandidato presidencial.

Agentes de la Policía brasileña ingresaron este jueves por la mañana al domicilio de Neves (PSDB-MG) en Lago Sul, Brasilia. Testigos citados por O Globo indicaron que el político se encontraba en esa casa vestido de camisa, y que dialogaba con los oficiales.

También hay un operativo en curso desde las 6:00 AM hora local en una propiedad del político en Belo Horizonte, en el barrio Anchieta. Sin embargo, allí no hay ningún ocupante y la policía aguarda la llegada de un cerrajero para poder entrar. Lo mismo ocurre en otra propiedad que Neves posee en Río de Janeiro.

La operación de la Policía Federal fue provocada por la denuncia del grupo de frigoríficos JBS, revelada por el periódico O Globo, en la que se señala a Neves de pedir USD 630 mil en sobornos.

El presidente brasileño, Michel Temer, fue grabado por uno de los dueños de JBS, Joesley Batista, avalando la compra del silencio de Eduardo Cunha, ex jefe de la Cámara de Diputados de Brasil, en prisión por participar en la trama de corrupción de Petrobras.

Delante de Batista, el mandatario señaló al diputado Rodrigo Rocha Loures, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMBD), que lidera Temer, para resolver un asunto del holding J&F Investimentos, que controla JBS, filtró el diario O Globo en su página web este miércoles.

Posteriormente, según el diario, el diputado fue filmado recibiendo una maleta con 500.000 reales (unos USD 160.000) enviados por Batista.

En ese encuentro, señaló el citado medio, Temer también escuchó del empresario que daba a Cunha, quien fue el principal promotor del juicio político que llevó a la destitución de Dilma Rousseff y está condenado a más de 15 años de prisión por corrupción, un pago mensual en la cárcel para que permaneciera callado.

Protestas

Luego de que se conociera el escandaloso audio en el que el presidente de Brasil, Michel Temer, avala el pago de una coima al exjefe de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, el tema cobró una escalada política que podría llegar hasta el juicio político. Las calles fueron el reflejo del clima que se vive en lo más alto del Ejecutivo brasileño.

brasil2

En San Pablo, grupos de manifestantes salieron a las calles a protestar contra Temer. Una de las principales columnas se concentró sorbe la avenida Paulista de esa ciudad.

Afuera del Palacio de Planalto, manifestantes reclamaban la renuncia del mandatario. Un manifestantes levantó la foto de Dilma, destituida luego del proceso de impeachment. Proceso al que podrían someter a Temer, el sucesor de Rousseff, si se comprueba la veracidad del material que divulgó O'Globo.